Escrito por Natalia Calabrese Castro
Publicado en 03 Junio 2014

Sus obras de arte móviles lo convirtieron en el pionero y más importante representante del arte cinético. A lo largo de su vida, produjo aproximadamente 1800 piezas de joyería, generalmente con objetos encontrados. 

Escribió Alexander Calder a su madre cuando era tan sólo un niño: “Quise escribirte una carta de cumpleaños hace dos días, pero en su lugar, te hice un collar con cosas que encontré en el camino”. El collar al que hace referencia, es uno de los primeros que confeccionó y lo hizo con trozos de cuerda, alambre de latón y de cerámica antigua hallados durante un viaje. La frase extraída de la carta dirigida a su madre evidencia su temprana vocación por el arte, así como la tendencia a trabajar con materiales simples y encontrados. 

Hijo y nieto de distinguidos escultores estadounidenses, nació el 22 de julio de 1898 en Lawnton, Pennsylvania. Desde pequeño, fue alentado por sus padres a construir cosas con distintos materiales, e incluso le acondicionaron un espacio de la casa para que trabajara: “en aquella época, conseguí mis primeras herramientas y me dieron la bodega como taller. Mis padres siempre me motivaron para que haga cosas por mí mismo”, contó Calder en una entrevista. Con tan sólo diez años, ya fabricaba pulseras para las muñecas de su hermana: “mi hermana tenía un buen número de muñecas para las que hemos hecho extraordinarias joyas con perlas y alambre de cobre muy fino que hallábamos en la calle, al lado de los hombres que empalmaban cables eléctricos”.

Tras recibirse de ingeniero, ingresó en 1923 en la Asociación de Estudiantes de Arte de Nueva York y en el otoño de 1926 se instaló en París. En uno de sus viajes conoció a Louisa James, con quien se casó en 1931. “Conocí a un joyero en París, Bucci, que me ayudó a hacer el anillo con un espiral en la parte superior y una hélice para el dedo. Pensé que sería un anillo de bodas, pero Luisa lo llamó ‘anillo de compromiso’ y tuvimos que ir a comprar un anillo de bodas de dos dólares”. Durante estos años produjo numerosas figuras de alambre, siendo la más conocida el circo en miniatura con el que recreaba el comportamiento de un verdadero circo. 

 

Derecha: Camafeo con representación de la fábula atribuida a Esopo, “El perro y el trozo de carne”.

 

 

El espiral está presente en casi todas las obras del artista.

¿POR QUÉ EL ARTE DEBE SER ESTÁTICO?

La estética de su trabajo cambió significativamente luego de visitar el estudio de Piet Mondrian en París. Al contemplar las sobrias composiciones del artista holandés en la soledad de su estudio, Calder se vio abrumado por la intensidad de sus formas y se las imaginó en movimiento. A partir de aquel momento, dejó de hacer las esculturas figurativas de alambre que había realizado y se volcó hacia lo abstracto, dando predominancia a las formas geométricas. Poco después, se integró a Abstraction-Création, un grupo de artistas de tendencia constructivista, liderado por André Bretón y comenzó a incluir pequeños motores que ponían en movimiento algunos de los elementos de las obras.

Marcel Duchamp, impresionado por su trabajo, le aconsejó que los expusiera. Cuando Calder le consultó cómo podía denominar a estas obras, Duchamp le sugirió el nombre de “móviles”. En su primera exposición, que causó sensación, sus obras se accionaban por un motor que el visitante ponía en funcionamiento para conseguir el movimiento. Una vez que el artista descubrió que el motor no era necesario, comenzó a eliminar todos los elementos mecánicos, y a crear estructuras movidas por corrientes de aire. De este modo, se convirtió en el primero en incorporar el movimiento a la obra de arte y en el precursor del arte cinético. Aunque en la actualidad esto se ha convertido en una forma artística absolutamente aceptada, la innovación de Calder en aquel momento, fue un gran logro vanguardista que contrastaba profundamente con las formas escultóricas estáticas de aquel entonces. Son también famosos  sus estables o “stabile”, construcciones de acero estáticas y fijas ejecutadas con planchas  de hierro atornilladas. Parece paradójico que estas piezas tan pesadas surgieran simultáneamente a los móviles. El padrino del nombre en este caso fue otro amigo de Calder, Hans Arp, quien usó la expresión stabile por primera vez en 1932. Los móviles son estructuras abstractas que se balancean suavemente suspendidas en el aire. Los estables son formas, también abstractas, inmóviles que sugieren formas de animales.

En 1933 Calder dejó Francia y regresó definitivamente a los Estados Unidos donde compró una vieja casa de campo que acondicionó como taller. Allí comenzó a fabricar joyas de forma más sistemática. En las piezas de joyería Calder combinaba de manera más libre que en su trabajo escultórico formas geométricas y motivos figurativos. En algunas de sus joyas usó el principio de móviles colgantes que solía usar en sus esculturas. Las innumerables variaciones y combinaciones de formas en sus collares, broches, pulseras y anillos, reflejan fuentes de inspiración en distintas culturas como la celta, en la que el espiral era el principal motivo de decoración. En la obra de Calder, espirales planos, circulares y cuadrados, así como tridimensionales en forma de conos, aparecen recurrentemente combinados con otros elementos. La naturaleza fue otra importante fuente de inspiración para el artista. Las joyas en forma de hoja o de flor son innumerables, ya sea en alambre de metal o con piedras sin pulir, incluidas en lugar de los pétalos. Los animales, tanto pájaros e insectos como crustáceos y peces, son otro motivo que se repite con infinitas variantes.

Calder fabricó algunas de sus joyas con el objetivo de regalarlas a personas de su entorno, en general artistas, esposas de amigos, u otras mujeres activas en los círculos de intelectuales a los que pertenecía. Estas usaban las joyas con mucho orgullo, como muestra de pertenencia al grupo exclusivo de allegados al escultor. Así, realizó un gran número de piezas con iniciales y nombres. Alexander Rower, presidente de la Fundación Calder, explica que “el uso de materiales simples era intencional, ya que Calder pretendía poner de manifiesto que cualquiera puede adornarse con hermosos objetos.  No tienen que ser piezas con incrustaciones de diamantes o ser valiosos”. Así, Calder creó la mayor parte de sus collares, broches y colgantes en hilo de latón (aleación de cobre y cinc) martilleado en cintas o en hilos, o labrado en arabescos, en espirales, rulos e hileras y volutas… formas puras de gran sensibilidad estética que aún hoy son vanguardia. 

Izquierda: Uno de sus “móviles” cuyo movimiento se produce por corrientes de aire.
Derecha: 
Figuras de alambre realizadas por Calder inspiradas en el circo.

Para Alexander Calder el verdadero valor de una joya estaba en su proceso creativo, por lo que jamás aceptó su reproducción en serie. Cada una de sus joyas fue tan única que hasta llegó a diseñar las cajas de  madera en que iban guardadas.  Algunas de sus piezas, como los pendientes que usaba Peggy Gugenheim (importante coleccionista de arte norteamericana), integraban elementos que recuerdan a sus “móviles”.  Las peinetas son un capítulo muy prolífico en su joyería, igual que sus broches, que solían llevar las iniciales de sus portadoras. Lo que diferenciaba su trabajo de la joyería tradicional era que, por ejemplo, las piedras, o los trozos de vidrio y porcelana, no eran engarzados, sino atados con alambre a sus bases. Varillas de distintos metales como latón (aleación de cobre y zinc), plata y oro, fueron martillados por el propio artista, dando como resultado superficies y contornos algo irregulares. 

Hacia 1960 Calder deja de hacer joyas para entrar en una nueva etapa de su carrera, creando obras de gran formato para espacios públicos. El tamaño de las obras del artista comienza a cambiar y sus modelos en pequeño formato eran luego construidos por asistentes en una escala mayor. Estas obras, de mayor escala, lograron una entusiasta aceptación popular rara vez alcanzada por el arte abstracto, lo cual llevó a que se le hicieran numerosos encargos después de la Segunda Guerra Mundial. Durante este período crea un grupo especial de collares gigantes en alambre de latón martillado, de 35x40 cm. “Arpas”, “Corazón” y “El marido celoso”, son los ejemplos más destacados de este grupo. Éste último es posiblemente la joya de Calder más reproducida, ya que apareció en la tapa de The New York Times Magazine del 17 de octubre de 1976, llevada por la actriz Anjelica Huston.

Arriba Izq.: La modelo Anjelica Houston usó este collar de Calder llamado “El marido celoso” para la tapa del New York Times Magazine (1976).
Derecha centro: Muchas de sus piezas de joyería tenían las iniciales de quienes iban a lucirlas.

Calder murió en Nueva York en 1976, logrando en vida algo bastante difícil en el arte abstracto y es que éste consiguiese aceptación popular. El artista obtuvo numerosos premios y sus obras se pueden encontrar en muchas plazas y lugares públicos de distintas ciudades del mundo como Bruselas, Nueva York y Chicago. Actualmente, su legado continúa vivo en la obra de diversos joyeros y artistas que toman su obra como referencia e inspiración.

Fuente:Calder Foundation (www.calder.org)

NOVEDADES POR E-MAIL

Suscríbase a nuestro newsletter para recibir novedades periódicas por e-mail.
Recibir

ACTUALIDAD

Escudo Nacional por Patarca en el Hernandez

El sábado 12 de Julio, en el marco de su muestra “40 años de oficio en 30 mates”, Emilio Patarca realizó la don

Proyecto “Florecer”: Una sociedad filantrópica

En mayo pasado trascendió que la empresa Gemfields ha iniciado un proyecto filantrópico para la ayuda de jóvenes mu

Un diamante azul excepcional

Los diamantes azules son bastante raros, y encontrar uno que pese más de 100 quilates, mucho más. Tal fue el descubr

Un sentido adios a Lion Offer

Hace 9 años llegué a una oficina ubicada sobre la calle Lavalle, un lugar llamado Osaka. Quién diría que al abrirs

Dia del Padre especialisimo en Testorelli 1887

En este día del padre Testorelli 1887 busca homenajear a los hombres de la casa con las piezas de joyería que acent

De Dios Joyas en el Miami Fashion Week

Del 15 al 18 de Mayo se desarrolló la edición número 15 del Miami Fashion Week en el Centro de Convenciones de Miam

100 años de vida para celebrar

Alberto Corvetto es una persona muy conocida en el gremio por su larga y activa trayectoria.

Joyeria con diamantes de laboratorio

La diseñadora de joyas Reena Ahluwalia ha lanzado recientemente su primera línea de joyas con diamantes sintéticos

EVENTOS

Cuarenta años de oficio en treinta mates

Es costumbre del Maestro Orfebre Emilio Patarca fe

Biennale des Antiquitaires 2014

En septiembre de este año, trece de las mejores m

Comenzo Baselworld, gran cita anual de la relojeria y la joyeria

Baselworld, la gran cita anual de la relojería y

Oscars 2014

En los Oscars 2014 los pendientes fueron la joya f

Resultados INHORGENTA MUNICH 2014

INHORGENTA MUNICH ha corroborado en su 41 edició

Feria PuroDiseño 2014

La Feria PuroDiseño anuncia su décimo cuarta edi

Bairesjoya 2014

Los días 12, 13 y 14 de marzo se realizará Baire

La revista online de joyería en español más consultada. Técnica, actualidad, historia, gemología, diseño, eventos y más.
Consultas y sugerencias: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos publicados en este sitio web sin el expreso consentimiento de su editor.